Biiienaventurados los que no hablan.Ellos mismos se entienden!